Renazca el samandar de sus cenizas

Otro año en que la Casa de la Poesía de La Habana no convocó al Premio de Haiku El Vuelo del Samandar, el único certamen que, durante casi un lustro, se dedicó en Cuba al pequeño poema japonés. En recuerdo de esta iniciativa, y con votos para que regrese en 2018, comparto los haikus que me reconocieran en 2014 con el Premio a la Mejor Colección Cubana.

Madrugando,
rumor de las hojas
del almendro.

Dos en silencio.
En la acera un montoncito
de vicarias blancas.

¡Esa paloma
al encuentro de esta…!
Fresca llovizna.

Portal cerrado:
la mano de una niña
hacia la lluvia.

Trinos al anochecer.
La gata y su crío
comen un hueso.

Con Telmary, cantándonos Libre, que el Samandar remonte el vuelo: https://www.youtube.com/watch?v=0JUT0niuOQ8