La Habana: 499 años

Este 16 de noviembre hacen 499 años de que los invasores castellanos y leoneses fundaran el tercer y definitivo emplazamiento de la villa que llamaron San Cristóbal de La Habana. Acá comparto una selección de haikus nacidos en mis andanzas por esta ciudad, que debe su doble nombre a un santo mitológico, hoy descartado por la iglesia romana de sus altares, y al parecer a Habaguanex, señor de un cacicazgo extinguido por la invasión.

Encajado al tronco
de una palma,
amanece un pollo blanco.

Una mata de plátanos
caída en la acera.
Mosquero.

Mañana nublada.
Secándose en el techito
mierdas de perros.

Banco a la sombra:
la cara del indigente
entre sus manos.

Calzada Vieja:
en cada senda ver
un cementerio.

En otra casa
almorzarán carne:
viento de verano.

Entre aguas turbias,
reflejos de las flores
del flamboyán.

Luna de tarde.
Junto al embarcadero
muerto un pelícano.

Ceiba en la rotonda:
apestan brujerías
empaquetadas.

Tarde invernal.
Se arregla una media
el pordiosero.

Un gato araña
la puerta de la parroquia.
Domingo nublado.

Ventas cerradas:
la tarde sin sol
huele a frituras.

Parada de ómnibus:
un par de botas sucias
al anochecer.

Charco en la esquina.
A esta hora ninguno
de los travestis.

En esta esquina
también botaron arroz.
Medianoche.

Camión iluminado:
bajan los basureros
por café.

Madrugada:
duerme un niño a cada lado
de la limosnera.

Pedro Luis Ferrer llega con La Habana está poblada de consignas: https://www.youtube.com/watch?v=nyl7Dd5zpkA

Foto de Juan Suárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *